El peso de tu Bebé

El peso de los recién nacidos es un factor realmente importante; puede definir cuán saludable es su bebé.

Muchos factores influyen en el peso bajo, normal o alto de un recién nacido. Un recién nacido en términos generales pesa entre 3 y 4 kilos y mide entre 48 y 54 centímetros.

El peso promedio de un recién nacido es de 3.1 kg a 3.6 kg. Es importante que una mujer embarazada reciba atención prenatal para seguir el crecimiento de su bebé y tener mucho cuidado para aumentar sus probabilidades de tener un bebé saludable.

 

Un Peso Bajo

El peso de un recién nacido menor de 2.5 kg se conoce como un bebé de bajo peso al nacer. Los niños que pesan menos de 1.5 se clasifican como de muy bajo peso al nacer.

Causas

No llegar al final del embarazo y los problemas de desarrollo en el útero son las principales razones del bajo peso al nacer en los bebés.

De todos los bebés de bajo peso al nacer, cerca del 70 % nacen prematuros o antes de las 37 semanas.

Los factores que aumentan el riesgo de un bebé con bajo peso al nacer incluyen: tener varios bebés al mismo tiempo; uso de drogas y alcohol; hábito de fumar; estrés; abuso; exposición a sustancias peligrosas; fatiga; nutrición insuficiente; después de abortos espontáneos o nacimientos prematuros; infecciones de la vejiga o vaginales; y la edad de la madre cuando queda embarazada (una mujer menor de 20 años o mayor de 45 tiene un riesgo también mayor)

Un Peso Alto

Macrosomía, que significa “mucha masa”, es el término para un niño con un peso anormalmente alto. La macrosomía se define como el peso de un recién nacido, mayor o igual a 3.96 kg al nacer para los bebés o más de 4.08 kg que se llama LGA “grande para su edad gestacional – large for your gestational age”.

Aproximadamente el 10%de los bebés recién nacidos pesan más de unos 4 kg. La mayoría de estós bebés tienen entre 37 y 41 semanas de embarazo.

Causas

Los problemas médicos como la diabetes gestacional, el tamaño (especialmente si es grave), la madre o la genética pueden llevar a la LGA. El exceso de peso de la madre durante el embarazo y la obesidad (incluso antes del embarazo) también son factores de riesgo para la macrosomía.

La incidencia de macrosomía aumenta en los embarazos que van más allá de las 40 semanas.

Una mujer que dio a luz a un recién nacido LGA en el pasado tiene de 5 a 10 veces más probabilidades de dar a luz a un recién nacido de peso de LGA. Una mujer que dio a luz a dos o más recién nacidos en el pasado a menudo tiene un mayor riesgo de que su bebé nazca con LGA.

Se descubrió que el origen étnico era un factor importante. En América Latina, los estudios han demostrado que las mujeres que están en mayor riesgo de que sus hijos nazcan con sobrepeso son mujeres blancas muy por encima de las mujeres afroamericanas o asiáticas.